Berenjenas y calabacines gratinados sin gluten

post-berenjenas-gratinadas

Ser celíaco no significa que dejemos de comer platos sabrosos. Como sabéis, los productos naturales como verduras, hortalizas, carnes y pescados no contienen gluten y si los preparamos al estilo casero mejor que mejor. Hoy os presentamos una de nuestras recetas estrella, que llevamos cocinando muchos años: berenjenas y calabacines gratinados con carne.

berenjenas-calabacines13Ingredientes para 2 raciones:

  • 1 cebolla mediana de tamaño mediano
  • 2 berenjenas de tamaño mediano
  • 2 calabacines de tamaño mediano
  • 250 gr. de carne picada de cerdo y ternera (también sirve de pavo y pollo, o de cerdo únicamente).
  • queso rallado para gratinar
  • pizca de sal
  • aceite de oliva

Modo de preparación:

  • Picamos la cebolla, las berenjenas y los calabacines.
  • En una olla mediana pero honda vertemos un poco de aceite de oliva y lo ponemos a máxima temperatura y vertemos la cebolla picada.
  • Una vez que la cebolla esté bien pochada, vertemos los calabacines troceados y a continuación vertemos las berenjenas. Es importante que se viertan primero los calabacines, ya que normalmente se pochan con más lentamente.
  • Removemos constantemente con la temperatura al máximo. No podemos dejar de remover porque la temperatura alta puede quemar las verduras. La temperatura debe estar casi al máximo para evaporar el agua que contienen los calabacines.
  • Vertemos la carne picada cuando las verduras estén un poco pochadas y seguimos removiendo. Le echamos sal para que cojan sabor.
  • Seguimos removiendo con la temperatura alta y sin tapar en ningún momento la olla hasta que veamos que los ingredientes están muy pochados e integrados unos con otros formando una especie de pasta. Para asegurarnos de que está preparado podemos sacar un trozo de calabacín o de berenjena y presionarlo con un tenedor para comprobar si está tierno.
  • Una vez que está listo, cogemos 2 pequeños cuencos de cristal, repartimos lo que hemos cocinado en los 2 cuencos, vertemos el queso rallado por encima (la cantidad que queramos).
  • Introducimos los cuencos con en el horno y gratinamos a 180° por ambos lados durante 30 minutos.
  • ¡A comer!

Esta receta puede tener algunas variantes como las berenjenas y calabacines rellenos, que se prepara con bechamel y la piel de las verduras. También podemos añadirle huevo y cuajarlo sobre la base de verduras y carne. Además, la receta tiene ciertas similitudes con la de la famosa Musaka griega.

Deja un comentario