Granada sin gluten: tapas, dulces y cultura andalusí

post-granada-sg

Granada es uno de los destinos turísticos más atractivos de nuestro país y también una ciudad que ofrece una amplia oferta sin gluten. En Orgullo Celiaco hemos viajado hasta allí para disfrutar durante unos días de la cultura de la tapa y de los paisajes más espectaculares.

Si hay algo que caracteriza la gastronomía granadina es la tradición de servir una tapa por cada bebida. Normalmente, el cliente no suele elegir la tapa que se sirve, o la elige de entre algunas opciones que de el camarero. Esto en un principio podría suponer un problema para los celiacos, pero siempre encontramos sitios en los que el cocinero conozca la enfermedad y pueda ofrecernos alternativas sin gluten.

Antes de comenzar nuestro viaje elaboramos un mapa con los bares, restaurantes y cafeterías que encontramos en los diferentes blogs y webs de temática sin gluten. A continuación os lo mostramos y compartimos con vosotros para facilitaros próximas visitas a la ciudad:

Tras nuestra llegada por la tarde, decidimos salir a merendar a la Pastelería de Mercedes Isla, situada en Calle Vicente Zarzo (Zona Pedro Antonio de Alarcón). Se trata de una confitería tradicional que ofrece gran variedad de dulces y helados artesanos y sin gluten. Tenían una vitrina repleta y al verla casi lloramos de la emoción, además está riquísimo y muy sabroso. Nosotros, para seguir con la tradición, pedimos un helado casero de pionono.

Nuestra siguiente parada, después de pasear por el centro de la ciudad, fue la Taberna La Tana, un lugar pequeño y acogedor en Placeta del Agua 3 en el que disponen de cerveza sin gluten y algunas tapas para acompañar. Lo ideal es probar algunos de los vinos que ofrecen, pero una cerveza también nos vale…

Ya para cenar fuimos al restaurante El Pescaito de Carmela, céntrica pescadería y marisquería situada en Calle Marqués de Gerona 12, donde ofrecen opciones sin gluten en sus tapas, además de algunos platos en su carta: gambas frescas, pescado frito, aliños y unas ricas cervezas sin gluten fueron nuestra elección.

Al día siguiente tuvimos algunos problemas para encontrar bares de tapeo sin gluten, unos estaban cerrados, otros no nos convencieron del todo. Finalmente nos decidimos por el restaurante La cantina mejicana del Sur, en la zona del Realejo. Abundantes y exquisitos platos, una carta muy completa con opciones sin gluten y una atención especialmente buena.

Para merendar nos dirijimos al famoso zoco granadino donde habíamos leído que vendían una deliciosas porciones de tartas. En la calle Calderería nueva encontrareis la pastelería andalusí Nujaila con múltiples opciones veganas y sin gluten.

Para terminar nuestro paso por Granada, no podíamos dejar de visitar El Braserito, un lugar muy pequeño y especial en el que te sirven las tapas directas de la olla, conocen bien la enfermedad celíaca y adaptan platos. Unos ricos caracoles y una carrillera para chuparse los dedos con un Mahou sin gluten bien fresquita.

Hasta aquí nuestra experiencia en tierras moras. Esperamos que os haya gustado y que nos hagáis vuestras aportaciones!

Deja un comentario