Sabrosas albóndigas sin gluten

post-receta-albondigas

albondigas_sg11Cuando nos diagnostican la celiaquía todos pensamos que no volveremos a probar platos tan ricos como las albóndigas, o que al menos no volverán a tener el mismo sabor que antes. Pues estáis muy equivocados, esta receta de albóndigas sin gluten caseras tiene exactamente el mismo sabor que las de las de toda la vida.


Ingredientes para 6 raciones aprox.:

  • Medio kilo de carne picada de cerdo y ternera.
  • 2 huevos.
  • pan rallado sin gluten.
  • 3 dientes de ajo.
  • perejil.
  • sal.
  • aceite de oliva suave.
  • harina de arroz.
  • avecrem sin gluten.
  • azafrán o colorante en polvo.

 

Instrucciones para unas ricas albóndigas sin gluten:

1.- Preparamos la masa: en un bol grande mezclamos la carne picada con un buen puñado de pan rallado sin gluten, los dientes de ajos ya cortados en trocitos pequeños, perejil, los dos huevos y la sal. Mezclamos todo con una paleta durante unos minutos hasta conseguir una masa consistente.

2.- Vertemos la harina de arroz en un plato hondo y nos embadurnamos las manos con un poco de aceite.

3.- Hacemos las bolas: con una cuchara sopera vamos cogiendo pequeñas porciones de la masa anteriormente mezclada para hacer bolas redondas y mientras las vamos redondeando con las manos las rebozamos en harina de arroz. Vamos colocando todas las bolas en un plato a parte hasta terminar toda la masa. Con medio kilo de carne podemos hacer unas 20 albóndigas aproximadamente.

4.- Preparamos una sartén mediana pero profunda en la que vertemos aceite de oliva hasta media altura y la ponemos a calentar a fuego alto.

5.- Freímos las bolas: cuando el aceite esté caliente probamos con la primera bola de carne para ver si comienza a freírse y en cuanto lo haga vamos echando todas las demás. Freímos todas las bolas juntas (si caben en la sartén, si no hacemos 2 tandas) y vamos dándoles la vuelta para que se frían por ambos lados.

6.- A la misma vez que se van friendo las bolas, vamos calentando agua en una olla mediana, no muy profunda. Menos de media olla llena de agua. Una vez que hierva el agua echamos una pastilla de avecrem sin gluten, previamente desmenuzada en nuestra mano, y un sobrecito de azafrán o una pizca de colorante en polvo.

7.- Vamos sacando las bolas ya fritas de la sartén y colocándolas en un plato. A continuación, cuando el agua de la olla esté hirviendo, vamos echando las bolas en la olla. Dejamos que se cuezan las bolas a fuego medio durante 5 0 10 minutos.

8.- Para hacer la salsa: bajamos el fuego a la olla al mínimo y preparamos una pequeña sartén a la que le echamos aceite del que hemos usado para freír las bolas. Este aceite lo colamos para que esté más limpio y lo no usamos todo, solo lo equivalente a medio vaso.

9.- Calentamos el aceite colado en la sartén pequeña y cuando esté más o menos caliente echamos 2 cucharadas soperas de harina de arroz limpia. Removemos rápido para que no se queme la harina y con mucho cuidado vertemos el contenido de esta sartén en la olla con las bolas. Es necesario que se haga con mucha precaución ya que la reacción del aceite con la harina y las albóndigas en la olla suele ser peligrosa y agresiva.

10.- Se deja la olla tapada a fuego lento durante 45 minutos y tus albóndigas sin gluten estarán listas para comer.

Para acompañar las albóndigas, nuestra recomendación es freír unas patatas, o acompañarlas de ensalada.

Podéis congelar algunas albóndigas una vez hechas y dejándolas enfriar antes de ello. De esta forma os las podréis comer cualquier día que os apetezcan. Pero si preferís dejarlas en el frigorífico pueden durar hasta una semana sin problemas. ¡A disfrutarlas!

 

Deja un comentario